Juegos de guerra

Volver

El "Grup de Joves" organiza juegos de guerra en la Bisbal del Penedès. Simulación de dos operaciones de rescate en medio del pueblo.

Reportage del Diari del Baix Penedès.

Más de un vecino de la Bisbal se quedó, la tarde del pasado domingo, con la boca abierta y algo preocupado porqué no es normal ver por en medio del pueblo, las escuelas y las piscinas gente con toda la apariencia de militareos o comandos terroristas corriendo de un lado a otro y moviendose cómo si algo grave pasara. Pasar, pasar, no pasaba nada, peró así lo parecia.

Las calles de la Bisbal fueron el escenario de un juego de guerra, una simulación de guerra de guerrillas impulsada por el "Grup de Joves de la Bisbal" en colaboración con el Ayuntamiento y el proyecto "Jove Baix Penedès". Vaya, que el alcalde podía estar tranquilo, ya que fue él quien dio el permisoa la gente del "Grup de Joves" y por extensión a la empresa organizadora de juego.

El caso es que una veintena de jovenes de la Bisbal, la mitad vestidos de militares y la otra mitad de terroristas, simularon la desactivación de unos explosivos en la escuela de la Bisbal y el rescate de un rehen en las piscinas municipales.


El equipo SWAT se mueve por las calles del pueblo

El DIARI ha hablado con Dani Grau, uno de los organizadores del juego de guerra, también llamado Real Game. Nos ha explicado que los jovenes se lo pasaron muy bien y tubieron momentos de todo. Se divertieron, peró también trabajaron conceptos de estrategia y trabajo en grupo, y pasaron sus momentos de nervios y miedo.

Al final de la jornada, que fue muy larga, se celebró un agradable fin de fiesta en el Centro Municipal de Cultura. Y ya piensan en repetir la experiencia. El día fue muy intenso porque todo habia comenzado por la mañana en Tarragona, con la instrucción y preparación para las actividades de la tarde. Fueron más de tres horas de intenso trabajo aprendiendo a disparar (con armas de airsoft), a comunicarse y hacer defensa personal. Por la tarde en la Bisbal fue el momento de la misión, que agradó a todo el mundo, y sirvió para liberar adrenalina y pasar un día diferente. Fue como vivir una película durante unas horas.

Los jovenes de la Bisbal no son los únicos que han participado en misiones ESREALGAME y seguro que tampoco són los últimos.